959 551 553

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
El 16 de mayo comenzamos nuestro viaje desde la Charca a las 4 de la mañana, desde
dónde pondríamos rumbo hacia Sevilla, ciudad en la que tomaríamos el avión para
llegar hasta nuestro gran esperado destino, Barcelona.
Lo primero que haríamos al llegar allí, sería una visita panorámica de la ciudad,
de la mano de una guía turística que nos fue explicando cada detalle de la antigua y la
nueva Barcelona, de la EXPO, y un largo etcétera de curiosidades. Hicimos una
pequeña parada en el mirador de MontJuic y en la Sagrada Familia, y después nos
fuimos directamente hasta el restaurante Hard Rock Café donde comimos y cogimos
fuerzas para enfrentarnos a 5 horas de autobús hasta nuestro hotel en Rialp, Pirineos.
Comenzamos el segundo día dispuestos a afrontar la primera actividad de
aventura, barranquismo. Fueron un total de 8 kilómetros a través de un río situado en
el corazón de una montaña en el pueblo de Sort. La actividad que hicimos por la tarde
no se quedó corta, probamos el rafting en un río también en Sort, nos gustó mucho y
hubo alguna que otra caída al agua.
En nuestra tercera jornada hicimos un senderismo por el Parque Nacional
d’Agüestortes, junto con nuestra guía Mar, que nos enseñó todo sobre la fauna y la
flora del lugar, vimos paisajes y cascadas bellísimos, tuvimos sol, lluvia e incluso
pudimos disfrutar de una pequeña nevada. Esa misma tarde pusimos rumbo a Salou,
donde a pensar del cansancio, disfrutamos de una agradable noche en un pub del
paseo marítimo.
Para nosotros el cuarto día era el más esperado, ya que íbamos a disfrutar de un
día completo en el parque de atracciones Port Aventura. Disfrutamos de todas las
zonas que estaban divididas por países, por ejemplo, comimos en México y
disfrutamos en China con el Shambhala, una gigantesca montaña rusa.
En el quinto y último día, hicimos una visita al Camp Nou, y cuando la finalizamos
nos fuimos a las famosas Ramblas de Barcelona, donde disfrutamos de una comida en
El Corte Inglés con unas maravillosas vistas de la ciudad. Tuvimos toda la tarde libre
para hacer las últimas compras y visitar las calles. Con esto pusimos punto y final al
viaje, y volvimos a Valverde.
Fuimos con nuestros profesores Manolo y Juan Carlos, quien junto con nosotros
disfrutaron de un viaje inmejorable, con la compañía de todos, y disfrutando de
nuestro último año en SAFA.